Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
27 de marzo de 2017  |  Síguenos en Facebook Facebook | Siacute;guenos en Twitter Twitter | Siacute;guenos en Google+ Google+ |      |   Hemeroteca  |   Publicidad  |   SUSCRÍBETE
El Digital Castilla-La Mancha
PORTADA REGIÓN ACTUALIDAD ECONOMÍA OPINIÓN SOCIEDAD DEPORTES IMÁGENES SERVICIOS
ALBACETE CIUDAD REAL CUENCA GUADALAJARA TOLEDO
Imprimir Enviar a un amigo Tamano de fuente  
 GRAVEDAD CERO SANTOS G. MONROY 
GRAVEDAD CERO

Las tropelías medievales del duque de Westminster

10/07/2013 . Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS
Mucho presumir de historia y de raza y de cojones. Mucho guerrillero goyesco, desamortización eclesiástica, revolución liberal, estallido anarquista, transición y no pasarán para que al final Sierra Morena acabe en manos de los mismos señorones de calzas bermejas, patricios de bragueta amparados por el Estado y las corporaciones locales.

Las convulsiones del XIX fueron aprovechadas por burgueses de panzona levita y repolludo chaleco, que se apropiaron de las tierras comunales y monásticas, revendidas posteriormente a las grandes empresas de capital extranjero. Y estas, a su vez, hicieron negocio con la vieja nobleza, que volvió por sus fueros a golpe de talón, cerrando así un círculo lampedusiano (cambiarlo todo para que todo siga igual) que nos ha llevado a un neo medievo rural.

Al cabo, las casas nobiliarias, los grandes de España y las dinastías anglosajonas, amén de grandes banqueros e industriales, son dueñas absolutas de Sierra Morena, el Valle de Alcudia y los Montes de Toledo, donde se solazan entre batidas de caza y refinados festines. Su real gana es la ley, su voluntad es decreto; el amanecer es privado y hasta el cielo es un coto donde San Pedro ni pincha ni corta.

El último episodio lo ha escrito el duque Westminster. Conde de Grosvenor, vizconde de Belgrave. Uno de los hombres más ricos del planeta. Este sir es propietario de la finca La Garganta, en las estribaciones de Sierra Morena, uno de los latifundios más grandes del mundo, que ha convertido en su particular Neverland cinegético, la ensoñación de un reino privado en el corazón de España con su soberano, infantillos, senescales, mayordomos, meninas y camarlengos.

El de la Garganta es un caso paradigmático de lo que sucede en tantas otras fincas ciudadrealeñas. La empresa gestora, Villamagna SA, hace y deshace a su antojo. Aplicando el axioma de que la culpabilidad del vasallo es el principio de la autoridad del señor, corta caminos vecinales, amedrenta a los visitantes que transitan por los pocos caminos públicos que quedan expeditos, elimina especies animales a conveniencia, destruye a pico y pala el patrimonio industrial e histórico de Minas del Horcajo, o se apropia de terrenos comunales bajo la aquiescencia de los gobiernos locales, regionales y nacionales de todo signo político.

Y ahora al lord y a sus chambelanes, que se enseñorean como marqueses pelucones en la Francia pre revolucionaria, les ha dado por vallar el acceso del histórico y bello viaducto de Minas del Horcajo, una infraestructura construida en tiempos de la dictadura de Primo de Rivera y, por ende, por el Estado español, que además facilita la llegada a la pedanía y es uno de los principales reclamos turísticos del camino de la plata.

Una parte de nuestros orígenes están en ese esbelto puente que desafía a la serranía, en las ruinas industriales del pueblo fantasma donde están enterradas tantas fatigas mineras. Por eso hay que apoyar iniciativas como la de Ecologistas en Acción-Valle de Alcudia y su coordinador, Vicente Luchena, que está recogiendo firmas para instar a que este monumento sea declarado Bien de Interés Cultural y, por tanto, hacer compatible la propiedad privada con el disfrute y uso colectivo de nuestra historia, paisaje y paisanaje.

En Twitter: @santosgmonroy
13:49.
11/07/2013
Amigo ruralito, Juan o como sea que te llames....
Debo insistir en que disfrazar de realidad la propia opinión no hace que sea otra cosa que opinión. Nuestra historia del XIX es la que es y afirmar que los procesos desamortizadores dieron como resultado que "El dinero así adquirido por el Tesoro permitió a los sucesivos Ministerios de Hacienda salir de la bancarrota y acometer las infraestructuras de las que España carecía" es una certeza, únicamente, en lo que a la carencia se refiere. Esto, por otra parte, es fácilmente contrastable en la totalidad de los textos académicos sobre historia económica de España. Pero si tanto interés te suscita el conocimiento de las finalidades últimas de las desamortizaciones en este país, investiga un poco más e iluminanos. Eso sí, con rigor y sin prejuicios. Así quizás tú si que puedas pontificar y perdonar la vida de los que discrepamos y no tomamos tus opiniones por verdades eternas.
Enviado por: juan II
10:56.
11/07/2013
Y sigue el adoctrinamiento ecolo/marxista.

PÓNGASE ESTO A CONTINUACIÓN DE LA QUE APARECE EN PRIMER LUGAR:
. Pero para eso hay que investigar y leer, no sólo quedarse en "dar tu placet" para que el resto opinemos.
Los propietarios resultantes fueron mayoritariamente miembros dela clase media (y ahí tienes el Rgto de la Propiedad). Todo lo demás es demagogia. No, perdón; es propaganda marxista de un grupo pseudo ecologista que entre sus reivindicaciones sublimes están el apoyo a Chávez, Castro, posicionamientos de apoyo a la Colau, e incluso críticas en cuestiones diversas como el caso Bárcenas, el caso Madrid Arena, el cierre de Gauntánamo, etc; de una importancia y transcendencia social innegable ¿Pero ecológica?
Gracias por dejarnos opinar, Juan II, pero hazte un favor; lee antes de pontificar y de perdonamos la vida por tener "opnión".
Enviado por: Ruralito
10:54.
11/07/2013
Y sigue el adoctrinamiento ecolo/marxista.
Juan II, no se si creerás que yo tampoco quiero entenderte, pero lo cierto es que lo intento y no te entiendo. Dices: " disfrazar una mera opinión de rigor histórico para tratar de convertirla en realidad nos lleva a lo que nos lleva".
Lo que tu llamas opinión histórica, no es otra cosa que una visión histórica. Todos tenemos una visión sobre la Historia, empezando por los historiadores. Lo importante es que esa versión esté fundada en hechos. ¿Y la tuya, en qué se basa? La de Juan, que yo comparto, se parece mucho a todo lo que se ha escrito sobre las desamortizaciones, con independencia de que unos consideren que el resultado fue el esperado o que otros crean que fuera desastroso. Sólo los marxistas recalcitrantes piensan que las desamortizaciones fueron una "apropiación". Afirmar que, como regla general, lo "apropiado" fue entregado a casas nobiliarias extranjeras y a banqueros, no es que sea original; es mentira. Las desamortizaciones, que tardaron a llevarse efecto varios decenios y varias normas sucesivas (todavía se en encuentran sentencias al respecto a primeros del S XX) tuvo como resultado mediato la agrupación de terrenos en fincas mucho más extensas que las antieconómicas "suertes" que fueron expropiadas a clero y municipios y luego subastadas. En los registros de la propiedad podría usted comprobar las agrupaciones posteriores de fincas o incluso la subsistencia a día de hoy de fincas que son una sola explotación pero siguen siendo 17 a efectos de registro. P
Enviado por: Ruralito
08:40.
11/07/2013
Querido Juan.
Querido Juan, pero ¿cómo voy a condenar que opines? No has querido entenderme, lo que sostengo es que "disfrazar" una mera opinión de rigor histórico para tratar de convertirla en la realidad, nos lleva a lo que nos lleva. En mi opinión ¿no querías una? partir de la ignorancia nos conduce fácilmente al fanatismo. Y el fanatismo...
Enviado por: juan II
19:10.
10/07/2013
Demagogia barata, interesada y ......
Hago míos los apuntes históricos de Juan, esos que Juan II intenta denigrar con el "enorme descalificativo" de opinión (es sabida esa sagaz respuesta de los que no tienen opinion ni juicio consistente en decir:"esa es su opinión". Lo cual es absurdo y tautológico. Claro que es mi opinión, si quieres expongo la tuya, no te fastidia).
El caso es que, el palmero de la asociación pseudo ecologista y marxista, que se llama Ecologistas en Acción, parece creer que las desamortizaciones tuvieron como consecuencia que el agro español pasó de forma generalizada a mercantiles de capital extranjero. Ja, ja, ja. Pues no mire, don Santos, en los países normales (aunque ya sabemos que los ideólogos idolatrados de Ecologistas en Acción son el Che, Castro y Chávez) existe la posibilidad de que los extranjeros tengan propiedades, y en el caso de las rurales, también, aunque son una inmensa minoría.
Deje usted la demagogia barata y la falacia descarada. Lo que se vende en subasta en el S XIX y se ha trasmitido ya nosecuantas veces no es algo robado a nadie. Desde luego no por el que lo acaba de comprar. Claro que eso para los comunistas .....
Enviado por: ruralito
15:43.
10/07/2013
A Santos y Juan II (si no son el mismo).
Querido Juan II: efectivamente mis opiniones sobre la historia de España son mis opiniones, como las del sr. Santos son las suyas. Lo que no he podido leer son las tuyas, Juan II, si es que tienes alguna y si es que tienes algun criterio al respecto. Por lo visto todo tu comentario consiste en decir que los demas tienen su opinion, como si eso fuera un delito. Y claro, tu no manifiestas la tuya. ¡Animo hombre! Opina, que no duele. Es lo que tienen las sociedades abiertas y libres. Aunque eso sí, en el marxismo-leninismo si puede ser doloroso
Enviado por: Juan
12:25.
10/07/2013
Demagogia barata.
Chaval, las cuatro cosas que te ha enseñado tu trasnochada militancia en la izda rancia y casposa, las repites e introduces en todos tus comentarios, como si fuera el laurel de todos tus guisoteos.
No sabes de lo que hablas. La garganta, gracias a sus dueños y antes al Duque de baviera, es la principal reserva de especies cinegeticas autoctonas de España. Hasta allí van, residen y estudian los principales expertos en esta materia.La selección es rigurosa y cientifica.Todo es iniciativa privada y altruista y por supuesto no se recibe ni un euro de subvención publica.
El resto de tu comentarío sobre esa nobleza decimononica y empolvada, simplemente es de chiste. Digno de mejor afán del que te lleva a ti a decir semejantes sandeces.
Agur
Enviado por: alberto nadal prim
11:51.
10/07/2013
Querido Juan.
Querido Juan, me temo que tu visión sobre determinadas decisiones relativas a "política económica" (por llamarlo de alguna manera...) durante nuestro siglo XIX no es más que eso, una opinión. Por eso, si me permites, vestirlas de exposición sobre nuestra historia económica es más que pretencioso, además de carente de rigor y, por tanto, lejano, muy lejano de la realidad. En fin, tú lo has dicho ¡qué país!
Enviado por: juan II
10:40.
10/07/2013
RESENTIDO.
Vaya acumulación de topicazos, resentimiento social y empanada mental histórica la del articulista.Gracias a la desamortización que tanto critica el señor Santos, las fincas improductivas en manos de ayuntamientos e Iglesia dieron a España un mínimo de productividad agraria e incrementaron el nivel de vida de los españoles. Nadie se "apropió" de fincas comunales, sino que fueron vendidas por el Estado y pagadas religiosamente por sus adquirentes. El dinero así adquirido por el Tesoro permitió a los sucesivos Ministerios de Hacienda salir de la bancarrota y acometer las infraestructuras de las que España carecía, devastada por una guerra de invasión napoleónica y las guerras carlistas.
Lo que parece molestar al resentido autor del artículo es que el dueño de una finca pueda sentarse en lo suyo a mirar el paisaje, y que el autor y sus amiguetes no puedan coger el quad para ir a tomarse la tortilla en casa ajena. ¡Qué país!
Enviado por: juan
00:42.
10/07/2013
¿Es propiedad privada?.
Santos, una pregunta nada más: ¿es propiedad privada? ¿puede cerrar esta verja el propietario si es su propiedad?
En el caso que las respuestas a estas dos preguntas sean afirmativas, A CALLAR.
Enviado por: Campero
Más artículos

26-J en Puertollano: La historia de un fracaso colectivo

Puertollano se derrumba y los políticos se enamoran

Una historia de aparecidos: Puertollano y las no primarias del no PSOE

El Ayuntamiento de Puertollano, un caballo al borde de la locura

Auge y caída de Hermoso Murillo, la supernova de Puertollano

El síndrome de Matusalén de las juventudes políticas



Mande su comentario
Tema: Las tropelías medievales del duque de Westminster
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Título (obligatorio)
Comentario (máx. 1500 caracteres)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
Términos y condiciones
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website eldigitalcastillalamancha.es tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de eldigitalcastillalamancha.es y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
eldigitalcastillalamancha.es declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
  
Quiénes somos   /   Publicidad /   Contactar   /   Cartas al director   /   Suscripción al boletín   /   Ir a RSS RSS   /   Envíanos tu CV
Copyright © Digital Comunicación 2006, S.L.   ® El Digital Castilla la Mancha es una marca registrada.
Derechos reservados.   España.   E-mail: eldigital@eldigitalcastillalamancha.es
Oficina central:  C/ San Francisco, 21  -  45600 Talavera de la Reina  -  Toledo (España).  
Teléfono de contacto: Talavera 606713383 / Toledo 606018622
Política de información   /   Política de privacidad  /   Política de cookies  /   Aviso legal