Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
19 de enero de 2017  |  Síguenos en Facebook Facebook | Siacute;guenos en Twitter Twitter | Siacute;guenos en Google+ Google+ |      |   Hemeroteca  |   Publicidad  |   SUSCRÍBETE
El Digital Castilla-La Mancha
PORTADA REGIÓN ACTUALIDAD ECONOMÍA OPINIÓN SOCIEDAD DEPORTES IMÁGENES SERVICIOS
ALBACETE CIUDAD REAL CUENCA GUADALAJARA TOLEDO
TEMPORAL Albacete activa el Plan Territorial de Emergencias Municipal y la Delegación declara preemergencia
CLAMOR POPULAR El Ayuntamiento de Talavera decreta la paralización de las obras más polémicas de los últimos tiempos
Imprimir Enviar a un amigo Tamano de fuente  
 DE MEMORIA ISABELO HERREROS 
DE MEMORIA

Noticia de un poeta toledano muerto en la Batalla de Annual (I)

08/09/2015 . Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS
Puede que más de un lector piense que debería de escribir acerca de lo que ocurre en las turbulentas aguas de la política española, o de las elecciones de Catalunya, o de los infectos y depauperados caudales de nuestro río Tajo; ya lo haré, pero no he querido dejar pasar más tiempo sin traer a estas páginas la memoria de un poeta toledano olvidado.

La primera vez que me encontré con el nombre del escritor Leopoldo Aguilar de Mera fue ordenando y hojeando mi colección de viejas revistas y periódicos, en vísperas de una mudanza, y de esto debe hacer ya unos diez años. En las páginas de huecograbado de Toledo. Revista de Arte, edición de agosto de 1921, me llamó la atención una nota necrológica, bajo el retrato de estudio de un joven militar, y se informaba a los lectores que:

Leopoldo Aguilar de Mera. Este poeta y bravo militar, ha muerto gloriosamente en el campo africano. Fue nuestro más laborioso compañero y querido camarada. En nuestra colección, está la prueba gallarda de su labor. Colaboró en bastantes revistas, publicó algunos libros y fue premiado en varios certámenes; Aguilar de Mera, había triunfado ya. Su muerte nos produce el más intenso dolor, pues le estimábamos sinceramente. A su atribulada familia, tributámosla nuestro más sentido pésame.

De esta manera, la ya entonces veterana revista, informaba a sus lectores de la muerte de un joven poeta toledano, muerto en combate en aquel episodio lamentable que fue la conocida como Batalla de Annual, y que tuvo lugar en nuestro entonces Protectorado de Marruecos, a partir del día 21 de julio de 1921. Después encontré una referencia un poco más amplia en el diario El Castellano, edición de 21 de agosto de 1921, en una necrológica firmada por un amigo del finado, Vicente Mena Pérez, y que nos ilustra bien acerca de la categoría literaria del militar fallecido, así como de su vinculación con Toledo. En el artículo cuenta el amigo que Leopoldo Aguilar había llegado a Toledo con su familia a comienzos de siglo, y que eran amigos desde la infancia. Tiene mucha importancia esta sentida semblanza, pues en la misma nos refiere aspectos de la personalidad del escritor, como la inspiración que le despertaba el río Tajo, y como gustaba de pasear con frecuencia por las orillas de Safont. Después de una larga enumeración de la obra en prosa y en verso, entre otras la novela corta Un romántico contemporáneo, a la que me referiré después, nos viene a dar unos datos fundamentales, y que son las lecturas preferidas del difunto, y que sirven para tener una idea más acabada de la dimensión y aspiraciones del escritor, si bien, nos dice el amigo que, además de tener pasión por Rubén Darío:  “Leía mucho a los poetas franceses, y estaba algo influenciado lamentablemente por algunos de ellos, principalmente por Alfredo Musset y Verlaine, y últimamente por los americanos Wal-Witmant (sic) el de la Tempestad sublime, y por Edgar Allan Poe, el del Canto al Cuervo.

Constaté hace unos meses que no era cierto del todo que fuese la primera vez que me tropezaba con el nombre de Leopoldo Aguilar de Mera, al leer su nombre en la citada revista Toledo, pues en la ciudad de Melilla tiene calle dedicada, muy céntrica, y que desemboca en la plaza de España, donde se pueden admirar bellezas de la arquitectura modernista, como la propia y singular plaza. Es de obligado paso esta calle cuando el viajero, como ha sido mi caso en varias ocasiones, inicia su deambular por la ciudad tras pernoctar en el Parador Nacional. El rotulo hace mención al Teniente Aguilar de Mera, y bien podría tratarse de su hermano José, que también murió en combate en aquellos días de julio de 1921; pero no, como pude averiguar en la Hemeroteca, se trata de nuestro poeta toledano, homenajeado con toda solemnidad en diciembre de 1923 por la ciudad de Melilla, es decir, en un acto que tuvo gran relevancia, organizado por el Ateneo Científico, Literario y de Estudios Africanistas, del que el escritor toledano era relevante socio y directivo. Como dato curioso, según la información que publicó el El Telegrama del Rif, estaba en la presidencia del acto el general Enrique Marzo, que había sido director de la Academia de Infantería, y que intervino muy emocionado por el recuerdo que tenía del valeroso militar; también fue destacada por el periódico la asistencia del joven comandante de Marina Ambrosio Ristori, célebre años después, en los primeros meses de la guerra civil, por haber recuperado la ciudad de Guadalajara para la República, y también por haber dirigido alguno de los ataques contra los sublevados encerrados en el Alcázar de Toledo.

Meritos más que suficientes tenía el teniente Aguilar de Mera, del Regimiento Ceriñola, para ser objeto de un gran homenaje del Ateneo melillense, entidad a la que se había incorporado tras ser destinado a esta ciudad española en 1919. La asociación tenía entre sus socios a destacados estudiosos de la etnografía y los paisajes de la región del Rif. Desde Melilla continuó enviando colaboraciones a las revistas Toledo y Castilla, al tiempo que continuaba devorando libros, escribiendo poemas, novelas y obras de teatro; también se da por supuesto que continuó profundizando en su conocimiento de la obra de Cervantes, y huellas de ello hay en su literatura.

Llegó a ser un personaje popular en la capital oficiosa del Protectorado, en particular en el peculiar mundo cultural de la ciudad, y es por lo mismo que fue requerido para colaborar en el diario más importante entonces de Melilla, El Telegrama del Rif, y fue en este periódico donde publicó sus últimos artículos, y que consistieron en una serie de reportajes bajo el genérico titulo Alhucemas y su campo, donde describe los paisajes, las aldeas, y, sobre todo, a sus pobladores. Podrían encuadrarse muy bien estos trabajos en la entonces incipiente disciplina de la Antropología de los pueblos, y que tenía entre sus precursores Luis de Hoyos Sainz y Leoncio Urabayen. El último artículo de la serie, el número VI, fue publicado el 11 de junio de 1921, cuando ya se encontraba con su Compañía del Regimiento Ceriñola en la posición o blocao de Talilit, al mando de 151 soldados que, junto a una sección de ametralladoras y un destacamento de artillería componían el destacamento; todos bajo el mando del capitán Benigno Ferrer.     
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Más artículos

El fiasco del sorpasso

Año de aniversarios intempestivos

En espera de elecciones, y la penúltima batalla del capitán Domínguez

El cuarteto de la Moncloa, ¿o es sexteto?

Plaza de Burger King-Zocodover, donde empieza la Calle de Zara-del Comercio

Noticia de un poeta toledano muerto en la Batalla de Annual (y II)

Noticias de los nuevos ayuntamientos

La jueza que leía a Concepción Arenal

¿Se avecina un cambio, un relevo o algo más inquietante?

No todas las ideas son respetables, a propósito de la masacre de París



Mande su comentario
Tema: Noticia de un poeta toledano muerto en la Batalla de Annual (I)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Título (obligatorio)
Comentario (máx. 1500 caracteres)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
Términos y condiciones
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website eldigitalcastillalamancha.es tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de eldigitalcastillalamancha.es y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
eldigitalcastillalamancha.es declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
  
Quiénes somos   /   Publicidad /   Contactar   /   Cartas al director   /   Suscripción al boletín   /   Ir a RSS RSS   /   Envíanos tu CV
Copyright © Digital Comunicación 2006, S.L.   ® El Digital Castilla la Mancha es una marca registrada.
Derechos reservados.   España.   E-mail: eldigital@eldigitalcastillalamancha.es
Oficina central:  C/ San Francisco, 21  -  45600 Talavera de la Reina  -  Toledo (España).  
Teléfono de contacto: Talavera 606713383 / Toledo 606018622
Política de información   /   Política de privacidad  /   Política de cookies  /   Aviso legal