Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
20 de enero de 2017  |  Síguenos en Facebook Facebook | Siacute;guenos en Twitter Twitter | Siacute;guenos en Google+ Google+ |      |   Hemeroteca  |   Publicidad  |   SUSCRÍBETE
El Digital Castilla-La Mancha
PORTADA REGIÓN ACTUALIDAD ECONOMÍA OPINIÓN SOCIEDAD DEPORTES IMÁGENES SERVICIOS
ALBACETE CIUDAD REAL CUENCA GUADALAJARA TOLEDO
LA CIUDAD, AISLADA Almansa pide la ayuda de la UME ante la situación de emergencia por la nieve
TEMPORAL El Gobierno moviliza a la Unidad Militar de Emergencias por la intensa nevada en Albacete
Imprimir Enviar a un amigo Tamano de fuente  
 DE MEMORIA ISABELO HERREROS 
DE MEMORIA

Noticia de un poeta toledano muerto en la Batalla de Annual (y II)

09/09/2015 . Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS
Hace unos meses, liberado de ciertas obligaciones editoriales perentorias, decidí hacerme con más información sobre el olvidado escritor, con la modesta pretensión de despertar en los toledanos y alcarreños de hoy la curiosidad por saber quién fue aquel soldado-poeta, Leopoldo Aguilar de Mera, muerto muy joven, a la edad de 23 años, nacido en Sigüenza en 1898, el mismo año que los también poetas Dámaso Alonso, Federico García Lorca, Vicente Aleixandre, y que el novelista José Díaz Fernández, combatiente de igual modo en la guerra de Marruecos y que dejaría una breve pero excelente novela, El blocao, que refleja muy bien lo que eran aquellos disparatados fortines en tierra de nadie, en medio del desierto. De hacer caso a Max Aub, cuando escribía acerca del sentimiento de pertenencia a una ciudad o pueblo, podríamos afirmar que nuestro personaje era toledano, pues en Toledo hizo el bachiller y también sus estudios en la Academia de Infantería, de la que salió, junto a su hermano José, con los despachos de alférez. A la vieja ciudad levítica se había trasladado desde Sigüenza su familia en 1904, es decir, sus progenitores y sus ocho hermanos, probablemente con la idea de que los varones cursasen la carrera de las armas. El padre, Luis Aguilar, tenía al nacer Leopoldo 51 años, y procedía de una familia pudiente de Molina de Aragón; era propietario de unas cuantas fincas, lo que daba a la familia cierto desahogo y la posibilidad de trasladarse a una ciudad en la que los hijos pudieran acceder a estudios distintos a los clásicos del seminario de Sigüenza. Fue en Toledo donde Leopoldo inició su carrera literaria, cuando apenas era un adolescente, y firmaba sus poemas y leyendas reconstruidas como Leopoldo Aguilar de Mera, Alumno de Infantería.
 
No tuve que partir de cero, como ocurre a veces con personajes de nuestra reciente historia sobre los que pesa la losa del olvido, pues me encontré muy pronto con una biografía, publicada hace unos años por la Academia de Infantería, y de la que es autor el historiador y coronel José Luis Isabel Sánchez, que de manera muy amable ha compartido conmigo cuantos datos posee acerca de Leopoldo Aguilar de Mera. Aunque importa más en el volumen citado la dimensión militar del biografiado, lo cierto es que hay una valiosísima aportación, en todo lo referente a bibliografía, con la publicación de poemas, relatos y leyendas, así como la cita de otras obras de mayor dimensión, como sus obras de teatro y novelas. Y así, nos encontramos recogidos, de forma cronológica, desde 1915,  poemas y leyendas publicados en el diario El Castellano o en la revista Toledo.
 
No tenía intención de profundizar mucho más, en esta primera aproximación a la vida y obra de este poeta toledano, pues sin duda me llevará más tiempo la recopilación de toda la obra literaria de Aguilar de Mera, pero sí quiero señalar que nos encontramos ante quien pudo ser un gran escritor, pues encontramos en sus novelas una prosa impecable, una gran facilidad para la narrativa, así como la construcción de personajes y situaciones verosímiles. En Un romántico contemporáneo encontramos rasgos de la novela realista de la generación precedente, pero también influencias de otras narrativas más líricas, como puede ser el caso de las americanas. El argumento puede resultarnos familiar, el de un maduro hombre de mundo que se retira a su patria chica, una pequeña ciudad de provincias; sin embargo hay mucho de novedoso en la novela. Hay que tener en cuenta que nuestro soldado-poeta ve publicada esta obra cuando apenas tiene dieciocho años, y la ve impresa en una colección valenciana de narrativa, "La novela con regalo", en la que se codea con escritores consagrados como Carmen de Burgos, Jacinto Benavente, Diego San José, Vicente Díez de Tejada, Luis del Val, Joaquín Dicenta, Emiliano Ramírez-Ángel, Prudencio Iglesias Hermida o Eugenio Noel. Precisamente al último novelista citado dedicó nuestro paisano su obra inédita, con un texto que nos da pistas sobre las inquietudes sociales del debutante, pues el autor de Las siete cucas ya era conocido como un rebelde quijotesco, fustigador de la España de charanga y pandereta. Dice así la dedicatoria: "A Eugenio Noel, mi querido amigo el artólatra espiritual y progresista, que tiende a regenerar a la España que redivive. A ti, paladín de la cultura, verdugo del flamenquismo, que cierra sus puertas a la ciencia redentora y cierra sus puertas y ciega a las juventudes, que son la esperanza de la Patria con el brillo de sus caireles; a ti va dirigida mi pobre idea y su más humilde obra que a expresarla no acierta".
 
Al presentar al nuevo autor, la editorial nos dice que es “alumno de la Academia de Infantería de Toledo...", y que se trata de “un joven que escribe bien y auguramos le esperan días de gloria en su carrera literaria que empieza ahora.”
 
Lamentablemente para Aguilar de Mera, y también para más de diez mil soldados españoles, todo acabó un día de julio de 1921 en tierras africanas. En el caso del poeta-soldado, en acción heroica, en la posición de Sidi-Dris, cercana al mar, a donde había recibido la orden de dirigirse con sus soldados, cuando la situación en todo el territorio era insostenible, tras la sublevación encabezada por el caudillo rifeño Ab del Krim. Se puso en evidencia, como después se constató en el llamado Expediente Picasso, la disparatada política seguida en el Protectorado, los abusos y arbitrariedades de los mandos, una corrupción sistémica que salpicaba a muchos jefes militares; y, como factor desencadenante, una operación militar irresponsable y suicida llevada a cabo por el general Silvestre, al margen del Alto Comisario, pero con el castizo y campechano apoyo de Alfonso XIII.
 
Leopoldo Aguilar de Mera, poeta-soldado como Garcilaso de la Vega, tenía por delante una brillante carrera literaria y detrás una vida apenas vivida, gastada entre la disciplina de los cuarteles y sus cuadernos y libros. En el momento de su prematura muerte tenía solo 22 años, y, como dijeron entonces justas y elogiosas semblanzas, ya había triunfado en el mundo de las letras. No estamos tan sobrados de escritores eminentes en nuestra historia literaria local, por lo que no estaría de más recuperar a tan singular poeta, unido su nombre por nacimiento a Sigüenza, y por su trayectoria vital a Toledo. Ahí queda la sugerencia.   
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Más artículos

El fiasco del sorpasso

Año de aniversarios intempestivos

En espera de elecciones, y la penúltima batalla del capitán Domínguez

El cuarteto de la Moncloa, ¿o es sexteto?

Plaza de Burger King-Zocodover, donde empieza la Calle de Zara-del Comercio

Noticia de un poeta toledano muerto en la Batalla de Annual (I)

Noticias de los nuevos ayuntamientos

La jueza que leía a Concepción Arenal

¿Se avecina un cambio, un relevo o algo más inquietante?

No todas las ideas son respetables, a propósito de la masacre de París



Mande su comentario
Tema: Noticia de un poeta toledano muerto en la Batalla de Annual (y II)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Título (obligatorio)
Comentario (máx. 1500 caracteres)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
Términos y condiciones
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website eldigitalcastillalamancha.es tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de eldigitalcastillalamancha.es y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
eldigitalcastillalamancha.es declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
  
Quiénes somos   /   Publicidad /   Contactar   /   Cartas al director   /   Suscripción al boletín   /   Ir a RSS RSS   /   Envíanos tu CV
Copyright © Digital Comunicación 2006, S.L.   ® El Digital Castilla la Mancha es una marca registrada.
Derechos reservados.   España.   E-mail: eldigital@eldigitalcastillalamancha.es
Oficina central:  C/ San Francisco, 21  -  45600 Talavera de la Reina  -  Toledo (España).  
Teléfono de contacto: Talavera 606713383 / Toledo 606018622
Política de información   /   Política de privacidad  /   Política de cookies  /   Aviso legal