Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
17 de enero de 2017  |  Síguenos en Facebook Facebook | Siacute;guenos en Twitter Twitter | Siacute;guenos en Google+ Google+ |      |   Hemeroteca  |   Publicidad  |   SUSCRÍBETE
El Digital Castilla-La Mancha
PORTADA REGIÓN ACTUALIDAD ECONOMÍA OPINIÓN SOCIEDAD DEPORTES IMÁGENES SERVICIOS
ALBACETE CIUDAD REAL CUENCA GUADALAJARA TOLEDO
AHORA EN EMPRENDEDOR.ES Multas al cártel de las orlas en Castilla-La Mancha y otras comunidades
NO ES LA PRIMERA VEZ Sanción al Colegio de Abogados de Guadalajara por recomendar precios mínimos
Imprimir Enviar a un amigo Tamano de fuente  
 CAPILLA SIXTINA JESÚS FUENTES LÁZARO 
CAPILLA SIXTINA

Historia breve de la autodestrucción del PCE

22/11/2016 . Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS
En el PSOE, dirigentes y militantes por igual, deberían estudiar y analizar cómo el Partido Comunista de España ha llegado a la situación actual de desaparición. En realidad, ha sido un proceso de años de autodestrucción.
 
El Partido Comunista de España fue, durante la dictadura, el único que resistió al franquismo. En Toledo tuvimos algunos ejemplos de esa resistencia heroica: Villa de D. Fadrique, La Guardia y algún otro. El mismo, fue durante la Transición, eje de aquel paso medido hacia la democracia, una Transición  que ahora cuestionan gentes salidas de sus filas. El partido comunista supo, mejor que otros, lo que era vivir en dictadura. Santiago Carrillo, que terminaría afiliado al PSOE (aunque se silencie), fue protagonista principal del fortalecimiento de las instituciones básicas del Estado. Por experiencia sabía que lo importante para el presente y para el futuro era la construcción y no la destrucción por muy simbólicos que pudieran parecer algunos planteamientos. No hay cómo vivir tiempos duros para querer degustar los tiempos dulces donde la libertad es posible.
 
A pesar de lo cual, el partido comunista llegó a un momento en el que le resultó imposible crecer en votos, en representación y en ejercicio de poder. Entonces sus dirigentes y militantes se empezaron a ponerse muy nerviosos y como solución al estancamiento electoral pidieron más participación y más democracia. Es cierto que les hacía falta, pues los comunistas procedían de los modos y maneras del llamado “centralismo democrático”, pero eso seguramente, siendo una necesidad, no era ni el diagnostico ni la solución adecuados a su problemas de fondo.
 
Se hicieron progresos en participación y democracia interna, es verdad, solo que los resultados electorales no mejoraron y cada elección dejaba internamente un reguero de muertos y damnificados. Los odios entre fracciones se multiplicaron y se africanizaron. Muchos militantes comunistas, cuando comenzaron a sentir la desazón de los líos internos, decidieron pasarse al PSOE. Empezaría un goteo permanente. Y de esta manera una crisis endémica se instaló en la organización. Hasta que, como fórmula salvadora, se creó Izquierda Unida (IU), una coalición de varios partidos y organizaciones de diversa procedencia, con predominio del PC, que aspiraban a la representación absoluta de la izquierda española. Ni aún así se superó la crisis. Los dirigentes y los militantes, ahora de IU, continuaron pidiendo más participación y más democracia. No encontraban el tratamiento adecuado para superar su situación.
 
La fundación de Podemos y sus variantes territoriales por gentes que procedían del PC o de IU ha supuesto el fin de aquel partido de la resistencia a la dictadura y eje de la Transición. Nadie quiere reclamarse de aquella trayectoria. Los restos de IU y del PCE están a punto de diluirse en el populismo de Podemos, que parece articular un discurso de más éxito que la antigua IU y el bregado partido comunista. Su lucha por el rigor de los programas electorales se ha sustituido por la liviandad del espectáculo y la trinchera. No obstante los pocos que permanezcan en el barco continuarán pidiendo más participación y más democracia, mientras las últimas olas invaden la cubierta.
 
Llegados a este punto es posible que alguien pueda pensar que este es un escrito contra la participación y la democracia en los partidos políticos. Nada más lejos de la realidad. Sería un error entenderlo así. Si algo necesitan urgentemente los partidos en España es participación y democracia interna. Pero esa sería otra historia, pues son diversas las maneras de articulara esa participación y democracia. De lo que se trata ahora es de advertir de los errores en los diagnósticos y en las soluciones a las cuestiones internas y a las pérdidas de apoyos, camino que parece haber iniciado una parte de los dirigentes y militantes del PSOE. Incluso en algunos casos se está pensando pasarse al otro lado. Requiebros ya existen. De ahí la necesidad de que dirigentes y militantes del PSOE analicen con calma el proceso de autodestrucción de un partido como el PCE. Aprendiendo de los procesos ajenos se podrán evitar desastres propios.
19:02.
22/11/2016
El PCE tenía futuro.
Apartarse del mundo soviético pudo iniciar una nueva vida.Su resistencia al franquismo fue un aval para su persistencia.Llegar al poder no,ya que España es un país socialdemócrata, pero ser una de las fuerzas políticas importante sí.El modelo ideal de Sánchez Montero que el PCE sí,pero aceptando la realidad actual.Esto sería seguir con la filosofía comunista,pero sin régimen comunista.Todo esto permitiría la plena realización de la persona.
Enviado por: Miguel
Más artículos

En recuerdo de Hannah Arendt

Vega Baja, años después

Casandra, la inutilidad de las profecías

Los errores de un año

Lucha por el poder

Militancia y participación

Cuestión de credibilidad

Decid qué es una nación

Sin Gobierno regional

Marchando otra de conspiración



Mande su comentario
Tema: Historia breve de la autodestrucción del PCE
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Título (obligatorio)
Comentario (máx. 1500 caracteres)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
Términos y condiciones
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website eldigitalcastillalamancha.es tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de eldigitalcastillalamancha.es y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
eldigitalcastillalamancha.es declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
  
Quiénes somos   /   Publicidad /   Contactar   /   Cartas al director   /   Suscripción al boletín   /   Ir a RSS RSS   /   Envíanos tu CV
Copyright © Digital Comunicación 2006, S.L.   ® El Digital Castilla la Mancha es una marca registrada.
Derechos reservados.   España.   E-mail: eldigital@eldigitalcastillalamancha.es
Oficina central:  C/ San Francisco, 21  -  45600 Talavera de la Reina  -  Toledo (España).  
Teléfono de contacto: Talavera 606713383 / Toledo 606018622
Política de información   /   Política de privacidad  /   Política de cookies  /   Aviso legal