Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
29 de marzo de 2017  |  Síguenos en Facebook Facebook | Siacute;guenos en Twitter Twitter | Siacute;guenos en Google+ Google+ |      |   Hemeroteca  |   Publicidad  |   SUSCRÍBETE
El Digital Castilla-La Mancha
PORTADA REGIÓN ACTUALIDAD ECONOMÍA OPINIÓN SOCIEDAD DEPORTES IMÁGENES SERVICIOS
ALBACETE CIUDAD REAL CUENCA GUADALAJARA TOLEDO
DIEZ NEGRITAS Talegón mete miedo a Page, lo de Tolón y lo de Iker en Barcelona y Gwyneth Paltrow en Talavera
VIOLENCIA MACHISTA El asesino de Campo de Criptana estranguló a su mujer y a sus dos hijos antes de suicidarse
Imprimir Enviar a un amigo Tamano de fuente  
 CAPILLA SIXTINA JESÚS FUENTES LÁZARO 
CAPILLA SIXTINA

Esfinges equidistantes

24/01/2017 . Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS
Van los periodistas y se sorprenden por el discurso del asturiano Fernández en el Comité federal del PSOE. Aunque esto no lo reproducen con la furia de aquel otro comité del mes de octubre. Van los socialistas y también  se sorprenden por lo que dice Fernández. Los más impresionables de entre ellos creen que ese día se inaugura el mundo. A los críticos no les parece que sea para tanto y a los socialistas con alguna experiencia les parece normal. Porque lo que no resulta normal es el hallazgo de Fernández. Como si el presidente actual de la Gestora del PSOE fuera un extraterrestre, cayendo desnudo como en las películas de Terminator. Javier Fernández ni es nuevo en política –habitualmente elabora discursos sólidos– ni es un recién llegado ni es único. Como él, y con discursos parecidos, existen varias decenas en ese partido, sólo que o no se les escucha o no se les quiere oír. Hasta ahora han estorbado, se desconoce que sucederá en el futuro, aunque es de temer lo peor. Hace algún tiempo una moda nefasta se impuso como epidemia mortal: quienes superaran una determinada edad no servían para la política. Se supone que, porque estaban sobrepasados por los acontecimientos o que no entendían la realidad de un mundo en transformación. Se produjo una operación de vaciado en el PSOE. Desde entonces no se ha levantado cabeza. Curiosamente en el PSOE de antes se hablaba más de reducir desigualdades que de otras cuestiones. Exactamente lo mismo que se está descubriendo ahora como elemento esencial de actuación política. Reducir desigualdades es el discurso de medio mundo, incluido populistas.

La conclusión del párrafo anterior sugiere la urgencia de que cada cual se forme su propio criterio y no se deje influir por las visiones y discursos que hacen otros, incluidos los medios de comunicación, que responden a sus intereses particulares. Recuerden a este respecto cómo se suelen mover las opiniones. Nada más aparecer Susana Díaz en la escena política se multiplicaron las alabanzas. Era la novedad. Muchos sospechamos entonces que las cosas no eran para tanto. Nunca nadie es tan excelso. De hecho a Susana Díaz ahora se la coloca en el lado contrario. Lo cual también es un disparate. Ha pasado en poco tiempo de excepcional a  ser la causa de todos los males. Cuanto se diga ahora será tan desproporcionado como lo fueron las alabanzas anteriores. Probablemente ni será tan buena ni será tan mala. La realidad funciona al margen de las estrategias de los adversarios, o de los medios de comunicación. Y conste que no responsabilizo de nada a los medios de comunicación, al contrario, considero que son esenciales en un sistema democrático y que agredir a un medio es agredir a la democracia. Cosa distinta es que respondan a sus intereses. Sí responsabilizo a quienes no saben discernir entre los intereses de unos u objetivos de otros. Me posiciono contra quienes son incapaces de construir su propio criterio en lugar de consumir el que otros diseñan.

Los socialistas van a tener que elegir entre varios candidatos a la Secretaría General. Deberán hacerlo con razonamientos sosegados, no con las vísceras. Tendrán que medir quién, de entre los candidatos, pueda construir una nueva organización, más participativa y democrática, y proponer una nueva oferta política y social a los ciudadanos. Tendrán que descartar a aventureros y arribistas. Tendrán que descartar a engreídos y narcisistas. A izquierdistas de derechas y a gentes de derechas que se dicen de izquierdas. De todos ya tienen superávit en otros partidos. Tendrán que elegir a alguien con la entereza suficiente para que haga una apuesta por reformar el partido en el interior y ofertar un programa para el exterior que sirva para amplias capas sociales. Lo cual no es fácil ni difícil. Es cuestión de proponérselo con una cierta amplitud de miras. Y en un contexto tan trascendental no sería de recibo que, quienes ocupan cargos orgánicos o responsabilidades públicas, adopten la actitud de esfinges mudas para poder situarse después en el bando del ganador. Porque ellos, antes que cargos públicos u orgánicos, son militantes como los demás. No puede existir neutralidad institucional. Guardar silencio sobre a quién se apoya o a quién no dinamita la democracia interna, altera el funcionamiento partidario, truca las cartas de una baraja que no deben estar marcadas. Participar y elegir no va destinado sólo a aquella parte de la militancia que no tienen ningún cargo, mientras que quienes lo tienen se emplean, en lenguaje vulgar, en salvar su culo. Sus responsabilidades no se deben a sí mismos, ni a designaciones divinas. Están obligados a participar, como el resto de militantes en las contradicciones y, en algunos casos, desgarros, que supone elegir entre diferentes candidatos. No valen las “equidistancias tácticas” de elegidos y cargos. Eso es simple oportunismo. Los silencios en beneficio propio conducen a los partidos a la extinción y empequeñecen a la sociedad.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Más artículos

Viejos y equivocados

Oirán hablar de la trama

Liderazgos tranquilos

Punto de ebullición

Estrategias ajenas, proyectos propios

¿Lugar para profesores frustrados?

Tres congresos y una escisión

Mencheviques, bolcheviques y unidad de la izquierda

La banalización de Podemos

En recuerdo de Hannah Arendt



Mande su comentario
Tema: Esfinges equidistantes
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Título (obligatorio)
Comentario (máx. 1500 caracteres)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
Términos y condiciones
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website eldigitalcastillalamancha.es tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de eldigitalcastillalamancha.es y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
eldigitalcastillalamancha.es declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
  
Quiénes somos   /   Publicidad /   Contactar   /   Cartas al director   /   Suscripción al boletín   /   Ir a RSS RSS   /   Envíanos tu CV
Copyright © Digital Comunicación 2006, S.L.   ® El Digital Castilla la Mancha es una marca registrada.
Derechos reservados.   España.   E-mail: eldigital@eldigitalcastillalamancha.es
Oficina central:  C/ San Francisco, 21  -  45600 Talavera de la Reina  -  Toledo (España).  
Teléfono de contacto: Talavera 606713383 / Toledo 606018622
Política de información   /   Política de privacidad  /   Política de cookies  /   Aviso legal