Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
27 de marzo de 2017  |  Síguenos en Facebook Facebook | Siacute;guenos en Twitter Twitter | Siacute;guenos en Google+ Google+ |      |   Hemeroteca  |   Publicidad  |   SUSCRÍBETE
El Digital Castilla-La Mancha
PORTADA REGIÓN ACTUALIDAD ECONOMÍA OPINIÓN SOCIEDAD DEPORTES IMÁGENES SERVICIOS
ALBACETE CIUDAD REAL CUENCA GUADALAJARA TOLEDO
AHORA EN EMPRENDEDOR.ES La UCLM se alía con Quantum para el desarrollo de actividades formativas y de investigación
Imprimir Enviar a un amigo Tamano de fuente  
 BUENOS HUMOS PEDRO A. LÓPEZ GAYARRE 
BUENOS HUMOS

El general Alejandre y la obsesión de Bono

10/03/2017 . Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS
El general, actualmente en la reserva, Luis Alejandre Sintes y José Bono son viejos conocidos. En junio de 2004, al llegar Bono al Ministerio de Defensa era el Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra y fue destituido. Era “el general del Yak”, aunque en la toma de posesión de la nueva cúpula militar Bono desligó su cese del accidente que hace sólo unas semanas volvió a las primeras páginas del diario ABC por el intento del antiguo ministro de Defensa de remover el lodo contra la ministra Cospedal con la excusa de su antecesor Federico Trillo. La reacción inteligente, sincera y sentida hacia las familias de las víctimas de Rajoy y su secretaria general dejaron a Bono en muy mal lugar. Mucho más cuando las familias del accidente del Cougar, sucedido con Bono ya al frente del Ministerio de Defensa, han reclamado una transparencia y un trato que predicaba para los demás, pero que nunca obtuvieron con él de ministro. A Bono le salió aquel cartucho de demagogia por la culata de su escopeta de feria y hoy en el ABC rara es la semana en la que no aparece alguno de sus grandes “logros” en la gestión del accidente del Cougar en aquel gobierno de ZP.
 
Alfonso Ussía, el uno de febrero de este año, le dedicó a Bono una de sus  columnas en La Razón en la que contaba la sarta de mentiras que había utilizado en la destitución del general Alejandre, entre otras el haber insultado al jefe de Gobierno. El título es suficientemente elocuente y de una contundencia que no deja lugar a la duda: “La mentira como profesión”. Ayer, en el mismo periódico, en una “Tribuna” titulada “El complejo renacer de un museo” el general Alejandre hacía un repaso a la historia del traslado del Museo del Ejército a Toledo con un recuerdo muy especial al Bono que desde la Presidencia de la Junta de Comunidades intentó, por todos los medios y “obsesionado con El Alcazár”, despojarle de cualquier significado relacionado con su propia historia.
 
Además de contar que el primer intento de traslado del Museo del Ejercito al Alcázar toledano se hizo en 1965 por orden expresa de Franco que no se cumplió, uno interpreta que el general considera el convenio de 1986 con Narcís Serra, cambiando la ubicación elegida por el Ministerio de Cultura de la Biblioteca Borbón Lorenzana, un intento fallido de Bono de cerrar la posibilidad de aquel traslado. En la cúpula militar se consideraba que aquella cesión intentaba boicotear cualquier intento de que en el Alcázar siguiera existiendo la más mínima referencia al asedio de la Guerra Civil y su defensa por el Coronel Moscardó. “Pero para muchos españoles, más obsesionados por borrar hechos del bando contrario que en poner en valor hechos heroicos  –que los hubo- del bando propio se empeñaron en los que Luis Moreno Nieto llamó 'El otro asedio del Alcázar', es decir, intentar  borrar todas las trazas del heroísmo que albergaba”. Aquello, confiesa Alejandre, supuso un disgusto para el Jefe de Estado Mayor José María Sáez de Tejada, que “lo tuvo que digerir”, así como problemas con sus generales. El Capitán General de Cataluña Rodríguez Ventosa pidió su pase a la reserva en noviembre de 1986 como muestra de los muchos que se oponían a la cesión.
 
Diez años después, con Eduardo Serra en el Ministerio de Defensa del Gobierno de José María Aznar se llevaría a cabo la operación de traslado que muchos habían visto peligrar con el sutil Bono ocupando el Alcázar planta a planta, en “nombre de la cultura”. Luego, como no le quedó otra se agarró a Garcilaso y a Cervantes y entonó el “discurso de las armas y las letras”. En La Razón, como en el ABC, desde hace un tiempo ya no cuela su jesuitismo.
21:01.
10/03/2017
Cierto de principio a fin.
Bono boicoteó lo que pudo la llegada del Museo del Ejército a Toledo ¿por antimilitarismo del que luego fue ministro de Defensa? Es muy posible ¿Porque consideraba que la mejor forma de borrar la gesta del Alcázar era eliminar su carácter militar? es muy posible ¿Porque en su sectarismo no podía soportar que ello fuera un éxito para el entonces alcalde Agustín Conde, que ya se sabía que iba a ser su oponente en las siguientes elecciones? Pues un poco de todo. Pero como se puede comprobar, el sujeto no actuaba, ya entonces, con moralidad, ni con dedicación hacia los ciudadanos o al interés general. Siempre tuvo una moral "especial". El museo del Ejército era claramente algo bueno para Toledo, pero para Bono era secundario. Primero él, después él y por último él (y sus bolsillos de cristal, de los que siempre alardeó)
Enviado por: Mari Paz
Más artículos

Jaime Ramos, alumno aventajado de Pablo Tello

Algunas posibles lecciones sobre una tragedia en Toledo. Arboricidios

Nacho Hernando, un joven con futuro

Molina III se come una puerta giratoria

Santa María La Blanca de Toledo, un sensible asunto de Estados

La comedia bufa de Carmen Quintanilla y el concejal de la TIA

Las cuentas nerviosas de Page con el "pedrisco"

Emiliano contra el pedrisco

Cospedal les pone de los nervios

El diputado Josemi Chiquilicuatre



Mande su comentario
Tema: El general Alejandre y la obsesión de Bono
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Título (obligatorio)
Comentario (máx. 1500 caracteres)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
Términos y condiciones
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website eldigitalcastillalamancha.es tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de eldigitalcastillalamancha.es y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
eldigitalcastillalamancha.es declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
  
Quiénes somos   /   Publicidad /   Contactar   /   Cartas al director   /   Suscripción al boletín   /   Ir a RSS RSS   /   Envíanos tu CV
Copyright © Digital Comunicación 2006, S.L.   ® El Digital Castilla la Mancha es una marca registrada.
Derechos reservados.   España.   E-mail: eldigital@eldigitalcastillalamancha.es
Oficina central:  C/ San Francisco, 21  -  45600 Talavera de la Reina  -  Toledo (España).  
Teléfono de contacto: Talavera 606713383 / Toledo 606018622
Política de información   /   Política de privacidad  /   Política de cookies  /   Aviso legal