Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
23 de abril de 2017  |  Síguenos en Facebook Facebook | Siacute;guenos en Twitter Twitter | Siacute;guenos en Google+ Google+ |      |   Hemeroteca  |   Publicidad  |   SUSCRÍBETE
El Digital Castilla-La Mancha
PORTADA REGIÓN ACTUALIDAD ECONOMÍA OPINIÓN SOCIEDAD DEPORTES IMÁGENES SERVICIOS
ALBACETE CIUDAD REAL CUENCA GUADALAJARA TOLEDO
MULTITUDINARIO EVENTO Explosión de color y tradición en Talavera por la fiesta de las Mondas
¿Dónde está la libertad de expresión?
SERGIO DE FUENTE GARRIDO (21 de abril de 2017)

En estos días, el famoso “Tramabús” de Podemos ha causado un gran estupor entre los ciudadanos madrileños, especialmente entre aquellos dirigentes políticos, empresarios e incluso periodistas (como Eduardo Inda) que han aparecido representados en dicho vehículo como integrantes y coautores de “la trama”. Desde entonces, no han parado de llover las críticas tanto por el Partido Popular como por el Partido Socialista a causa de que Felipe González, al que consideran uno de los mejores presidentes de España, también ha aparecido representado en él.  Es inaudito ver como muchos de ellos consideran que esto es un atentado a su imagen, cuando hace aproximadamente un mes determinadas personas fueron partícipes de la aparición del bus tránsfobo de HAZTE OIR “Los niños tienen pene, las niñas vagina, que no te engañen”.
 
¿Acaso hay que recordar a los señores/as del PP sobre quién ayudó a la creación y al  impulso de HAZTE OÍR? Si, el señor Aznar y el señor David Pérez (según el diario local “Ágora Alcorcón”); el mismo que hace dos años catalogaba en un congreso a las mujeres feministas como “frustradas, amargadas, rabiosas y fracasadas como personas”.
 
Al igual que el señor Juancho Dumall (escritor en “El Periódico”) , desconozco con qué fin ha sacado el señor Iglesias el “Tramabús” a la calle; si para denunciar la corrupción política de nuestro país o para lustrar su imagen y la de su partido. Lo que sí sé es que el mensaje del bus tránsfobo es una acometida hacia las personas transexuales de nuestro país; personas, que no han hecho nada malo a nadie ni han  sido acusadas de corruptela política ni por difamar a través de la prensa.
 
Me resulta indiferente la razón por la que hayan salido ambos vehículos a la calle, es más lo denuncio; pero al menos no sean tan hipócritas y no tengan la osadía de promulgar la libertad de expresión y de decir que defienden la dignidad y libertad humana.



Los esclavos de un programa aburren
MARTÍN MARTÍNEZ MARTÍNEZ (20 de abril de 2017)

Una planificación rígida, impide a menudo una actuación adaptada. Lo hemos visto en las Aulas. Donde la obsesión por seguir el programa impedía el desarrollo de estrategias más útiles. Más funcionales. En educación, son negativos los profesores esclavos de la programación. Negativos y aburridos.(..). Hablando de planificación. Actualmente los independentistas catalanes tienen un plan. Y dentro del plan incluyeron una consulta. Y quizás la consulta tenía sentido cuando se pensaba que el secesionismo tenía una base muy amplia. Hoy yo creo que no tiene sentido seguir insistiendo. Resulta extraña la insistencia. Podría decirse que son esclavos de su plan. Lo prometieron, y han de seguirlo!. Al igual que los profesores aburridos que he mencionado anteriormente.(...). A mí me cansa su insistencia. "Quieren votar, porque votar es democrático". A mí me parece democrático elegir entre diferentes programas. Me parece democrático y útil. Votar sí o no a la independencia, no me parece necesario?. A mí me cansa esta insistencia. Pero, el gobierno catalán no se cansa de buscar apoyo internacional. No se cansa, aunque sigue recibiendo calabazas. Las últimas! Las del gobierno de EEUU y las de la Fundación Jimmy Carter.



Hacia una desamortización 3.0
GRUPO AREÓPAGO (19 de abril de 2017)

Como todos sabemos, durante el siglo XIX se produjeron en España diferentes procesos desamortizadores con el fin de poner en el mercado bienes pertenecientes a la Iglesia católica y a órdenes religiosas por considerar que no eran suficientemente explotados. Consistieron en la apropiación de los mismos por parte del Estado, con venta en subasta, para dedicar el beneficio obtenido a amortizar deuda pública.

En pleno siglo XXI, nos encontramos a las puertas de una nueva desamortización, distinta en su forma pero igual en la sustancia. El Ayuntamiento de Zaragoza (gobernado por Podemos-Izquierda Unida) ha iniciado un proceso para la reclamación de la propiedad de la Catedral Zaragozana y de varias Iglesias locales. Dentro de la estrategia, ha enviado incluso una carta al Papa Francisco en la que, apelando a “un debate tranquilo y respetuoso” y con “espíritu de entendimiento”, por considerar que los señalados templos son “joyas del patrimonio de la ciudad”, se señala que no deberían ser de propiedad de la Iglesia.

Intentos similares se están llevando a cabo en otros puntos de España, como es el caso de la iniciativa para expropiar la Catedral de Córdoba. El objetivo es claro: todo para el pueblo –o, lo que es lo mismo, para quienes gobiernan, que son los que deciden sobre el uso de los bienes–y siempre en contra de la Iglesia católica.

Seguramente no pocas personas ven con indiferencia estas tentativas; es más, puede que algunas las contemplen con simpatía o, incluso, las apoyen abiertamente. Ninguna de ellas se da cuenta de que lo que está en discusión, en el fondo, no es la propiedad de un templo religioso, sino la libertad. Subvertir el orden constitucional establecido, hacerlo atacando abiertamente derechos de personas y comunidades, no sólo es contrario a Derecho y antidemocrático; es, sencillamente, un ataque a la libertad derivado de una concepción dictatorial del poder público. Esto es lo que está en juego. Y nos afecta a todos.



La globalización. Los delitos internacionales
MARTÍN MARTÍNEZ MARTÍNEZ (18 de abril de 2017)

Muchas veces he pensado que la globalización debería terminar con la pobreza extrema del tercer mundo. Muchas veces lo he pensado, pero, no acabo de ver que esto haya ocurrido. Aunque, considerando que muchas empresas abandonan los países ricos y optan por los países pobres, podría pensarse que así debería ser. Bueno, bien bien, no lo sé! (...). Dejo el tema de la reducción de la pobreza, por falta de información, y paso al tema de los delitos internacionales, por dos motivos: 1) Porque los dos problemas están relacionados. Los delitos y la pobreza se retroalimentan mutuamente. 2) Y porque hay una organización que quiere y puede ayudar a eliminarlos. Global Financial Integrity (GFI) (...). Entre los delitos internacionales, figuran al principio de la lista, la falsificación de productos, la droga y el tráfico de personas. La Organización mencionada, investiga y genera información sobre todos los movimientos financieros ilícitos, producto del delito, la corrupción y los impuestos evadidos. Ganancias, que en parte, pueden estar financiando el terrorismo internacional (...). Sea como sea, de la globalización de la economía tal vez, pueden derivarse consecuencias positivas. Pero de la globalización del delito, no podemos decir lo mismo.



Expaña
BENITO (10 de abril de 2017)

Acabo de escuchar a Rosa Diez. La quiero y me uno a ella en su lucha contra los asesinos de eta y sus amigotes. No es la única guerrera, pero casi. Qué vergüenza me da observar, vómito dice ella y no se equivoca al decirlo, a partidos que les rien las gracias a estos asesinos y los aupan a las intitituciones. Miserables es llamarles poco. Deseándoles, a continuación, lo mismo que ellos hacen con los demás. Que, aunque esté pasando mal trago por mi situación pasajera, lo que está ocurriendo en España debe ocupar mi primer plano, pensamiento y preocupación. Menos mal que todavía hay mensajeros en los medios que te llevan por donde va la dignidad de las personas. Hay ya tantas en nuestro país sin ella que me asusta. Pobres las verdaderas víctimas del terror etarra y adláteres al ver cómo los asesinos se mofan de ellos, se reúnen -incluso se fotografían- y dicen que van a entregar pistolitas. Si nuestros gobernantes tuvieran lo que ya no tienen, esto no ocurriría. Me suben los niveles para ponerme enfermo y me baja la confianza en demasiados, a los que ya no los conoce ni su madre. Nunca pensé que las palabras de la señora y madre de los Pagaza se hiciera tan realidad. Se ha quedado corta porque son muchos los malos, y no uno sólo de ellos, los que nos cambian la sangre de color y de estado.



En España la corrupción se crea, no se destruye y además se multiplica
JOSÉ-TOMÁS CRUZ VARELA (10 de abril de 2017)

Parafraseando el famoso principio de Lavoisier, y modificando el término "materia" por el de "corrupción", quedaría definido en nuestra bendita tierra como: EN ESPAÑA LA CORRUPCIÓN SE CREA, NO SE DESTRUYE Y ADEMÁS SE MULTIPLICA, tal como reza en el título del presente artículo. Por todo ello, raro es el día en el que en algún periódico, digital o de papel, no aparece algún artículo o reseña con todo tipo de detalles sobre el último escándalo de corrupción, ya sea fraude, financiación ilegal, apropiación indebida o enriquecimiento ilícito, relacionado con alguno de los distintos partidos políticos.

Ante tal panorama y dada la frecuencia con que se producen tales delitos, ha provocado que en la mente de los españoles y a lo largo de los años, se haya generado un clima entre vergüenza y desafecto en torno a las formaciones políticas y otros estamentos, de ahí que la ciudadanía repudie dialogar o debatir sobre tan abyecto y despreciable tema, despachándolo con la despectiva frase al uso de “son todos unos chorizos”, con lo cual, lo único conseguido es la perversión del sistema, y por ende, la ínfima credibilidad sobre el mismo.

Ahora, sus señorías, como si fuera la novedad del siglo, se han propuesto vendernos las excelencias que supone la creación de  otra nueva comisión de investigación, cuan bálsamo de Fierabrás  sobre la presunta financiación ilegal del PP, precisamente cuando según el último barómetro del CIS, la preocupación por la corrupción ha subido siete puntos. Algo perfectamente compresible repasando las hemerotecas de los último seis meses

Las fechorías que desde hace muchos años se localizaban con mayor intensidad en el PSOE en Andalucía, se han trasladado y con gran intensidad y periodicidad al partido en el Gobierno. La degradación ha llegado a tal grado que ya nadie cree que las medidas habilitadas anteriormente aporten las soluciones suficientes, como así se demuestra con el incremento de dicha lacra. El PP, incomprensiblemente,  sigue en el Gobierno, pero sin que se esclarezca de una vez toda la porquería que sigue infectando al citado partido y Gobierno.

Lo más triste es que en muchos casos, la corrupta pandemia que nos invade, ya comienza a interpretarse como algo congénito en nuestro país. La ambición de sus sofisticados protagonistas carece de límites y las cifras aparecidas en los medios causan pavor, pero  el gran problema es que tales delitos ni permiten ser cometidos en solitario por su complejidad, precisando la especial colaboración de amplios colectivos especializados, que lógicamente perciben cantidades menores, que contempladas en su conjunto representan auténticas fortunas defraudadas con regularidad. Normalmente no suele tratarse de delitos aislados, siendo su percepción periódica y normalmente incrementada con el paso del tiempo.

Los partidos políticos le deben muchas explicaciones a la sociedad, siendo la Justicia la encargada de aclarar y sancionar duramente los delitos cometidos y no solo con la restitución del dinero. Cada partido deberá afrontar sus propias responsabilidades y consecuencias. Esperemos que el PP y restantes grupos no se dediquen una vez más a escurrir el bulto y se les apliquen las correspondientes penas con todo el rigor requerido.

El Parido Popular se equivocaría rotundamente, si una vez más se dedica a negar, obstruir y boicotear el funcionamiento de la citada comisión de investigación. Cualquier cosa menos convertir este foro en un instrumento para criticar y desgastar a los rivales políticos. Dicho intento supondría el mayor de los fracasos a nivel nacional e internacional…¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente.



Violencia contra la mujer
GRUPO AREÓPAGO (6 de abril de 2017)

Recientemente se han publicado los datos extraídos del informe anual de 2016 del Observatorio contra la violencia doméstica y de género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).
 
Según estos datos, el número de denuncias presentadas cada día por violencia contra la mujer, asciende a trescientas noventa y una. El número de mujeres fallecidas en ese mismo año, fue de cuarenta y cuatro.

A pesar de todos los esfuerzos realizados por las distintas administraciones y asociaciones, a pesar de las campañas de sensibilización que diariamente podemos ver en cualquier medio de comunicación, en redes sociales, etc; las cifras son ciertamente alarmantes.
 
¿Qué está ocurriendo para que este despliegue mediático, todos los esfuerzos hechos desde la educación y la cultura, no estén dando aparentemente ningún fruto y las estadísticas sean tan absolutamente dramáticas?
 
Las generaciones más jóvenes educadas en la tolerancia, en el reconocimiento de la mujer como igual, en el respeto a todos. Los jóvenes que han crecido celebrando el día de la mujer, participando en manifestaciones que reivindican sus derechos, sufren este drama de modo más acusado aún según estas mismas estadísticas.

Quien deduce que la violencia en el seno de la familia, es un fruto de una guerra de géneros, parte de un grave error y es por eso que al hacer mal el diagnóstico, el remedio aplicado no da el fruto que se espera.
 
¿Qué estamos haciendo mal? Sin duda, como decíamos antes, en primer lugar hay un error en el diagnóstico de la causa. Es imposible que los “remedios contra la violencia” den fruto si olvidamos que el hombre es unidad de alma y cuerpo.

Cualquier medida que olvide esta realidad, aunque se ponga en marcha con la mejor de las intenciones, quedará en papel mojado, porque no estará atajando el mal desde su raíz.
 
Las medidas a aplicar tendrán que ir necesariamente dirigidas a fomentar ese reconocimiento en el otro de un igual, de un hermano y por supuesto a tratar de curar, de sanar aquellos comportamientos que generan en el agresor estas conductas, sin olvidar que el hombre necesita también recibir cuidados en su dimensión espiritual y que es en esa área donde encontramos muchos de los comportamientos que dan origen a  esta violencia y falta de respeto al “próximo”.

Grupo AREÓPAGO



Patética e insólito Zapatero
JOSÉ-TOMÁS CRUZ VARELA (4 de abril de 2017)
Si la insólita rehabilitación de Zapatero, contratado por la Gestora del PSOE, se ha producido por la iniciativa y talento de Susana Díaz, los socialistas ya pueden dormir tranquilos con tan brillante fichaje. Incomprensible dar crédito al despropósito que supone la recuperación del mencionado ex presidente, considerado por una gran mayoría de analistas y estudiosos de la ciencia política, como el peor y más nefasto gobernante de España desde los tiempos de Fernando VII.  Ni como broma de mal gusto podría interpretarse que el responsable de hundir al partido socialista en el 2011 haya sido recuperado. Insólita decisión que a nadie le cabe en la cabeza y vergüenza ajena para políticos de la talla de Felipe González y Alfredo Pérez Rubalcaba por citar a algunos…

Dista mucho la fragilidad de memoria con la total pérdida de la misma.  El caso de Rodríguez Zapatero no tiene solución ni parangón en la Historia, pero afortunadamente disponemos de las hemerotecas por si alguien olvidó su desastrosa gestión. De todos modos, la terna de los presentados a las próximas primarias del PSOE, en opinión de la ciudadanía, tampoco destacan precisamente por sus respectivos méritos..¡¡Pero que bajo hemos caído!!

A modo de recordatorio y esquemáticamente, aprovechamos para recordar algunas de las memorables frases de ZP que definen la categoría intelectual de este lunático personaje, que sin querer o queriendo contribuyó como nadie a destrozar la nación española. Dichas frases, recordadas por los adultos, es menester sean conocidas por los jóvenes y eviten caer en el error y horror de poder votar a políticos de semejante catadura.

Tomen nota, recuerden y opinen: “Somos la octava potencia mundial, la envidia de Europa y pronto superamos a Francia como ya hemos hecho con Italia”. “La tierra no pertenece a nadie, salvo al viento”. “Lo de que hay crisis es opinable”. “La próxima legislatura lograremos el pleno empleo en España”. “El cambio climático causa más muertes que el terrorismo internacional”. “La cuestión no es que puede hacer Obama por nosotros, sino que podemos hacer nosotros por Obama”. “La crisis es una falacia, puro catastrofismo”. “La nación española es un concepto discutido y discutible”. “Hoy estamos mejor que ayer y mañana estaremos mejor”. “La próxima legislatura lograremos el pleno empleo en España .No lo quiero con carácter coyuntural, lo quiero definitivo”. “Miente como un bellaco quien diga que hemos hecho recortes”. “En esta crisis, como ustedes quieren que diga, hay gente que no va a pasar ninguna dificultad”. Et. etc. Es harto difícil que puede repetirse otro caso como el de ZP a la hora de regalarnos semejante colección de imbecilidades

Aunque resulte increíble, tal político, al que los ciudadanos seguimos pagando un sustancioso sueldo, todavía sigue apareciendo ocasionalmente en los medios de comunicación para vergüenza de los españoles, se permite hacer declaraciones, es enviado a Venezuela, nadie sabe por quien ni a cuenta de quien, para tratar con Maduro como resolver los problemas de los venezolanos, y como remate, se ha erigido en el primer defensor de Susana Díaz, a quien ya ve como secretaria general y futura presidenta de España. ¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente.
 



Solidaridad limitada
LETICIA RÍO DOVAO (3 abril de 2017)
Este fin de semana fui voluntaria en el Banco de Alimentos. En este caso, en el marco de la "Operación Kilo" en colaboración con grandes superficies de supermercados, muchos voluntarios dedicamos nuestro tiempo a recoger alimentos para la gente que los necesita. Me llamó la atención con la crisis que estamos pasando, la indiferencia con la que te miran algunas personas mientras vistes tu chaleco de voluntario, y sostienes las bolsas para las compras solidarias. Con voz amable das las buenas tardes y preguntas si les gustaría colaborar, mientras te encuentras con respuestas como "no, gracias no queremos nada" o "me lo pensaré". Entre los voluntarios en la entrada al establecimiento, había una chica ofertando un sorteo de un fin de semana gratis para dos personas al cubrir un formulario. A ella sí se acercaba mucha gente para preguntar en qué consistía la campaña, y qué había que hacer, mientras que en muchos casos los voluntarios del Banco de Alimentos pasábamos desapercibidos. Aún así, se han recogido muchos kilos de comida, pero estaría bien pararnos a pensar lo que podríamos llegar a conseguir si cada persona que entra al supermercado durante los días que se celebran este tipo de campañas, dedicara tan solo un euro a la compra solidaria.


Equilibrio
LORENZO SENTENAC MERCHÁN (3 de abril de 2017)
Así como no es bueno que los ánimos se agiten o se enciendan, tampoco es deseable que los pensamientos y las ideas se paren.

Incluso no sería absurdo pensar que los dos extremos de esta ecuación, mantienen un frágil equilibrio, de tal manera que cuando el pensamiento se detiene o se oprime, los ánimos se agitan y se desatan. Baja un pistón, sube el otro.

El dicho popular de que en la variedad está el gusto, es aplicable a distintos ámbitos de nuestra realidad. Por ejemplo al campo del pensamiento y las ideas. También al paisaje y horizonte de las culturas.

Cuando esta variedad se reduce, la realidad se vuelve más mortecina, más gris, más pobre, y ante la pobreza de propuestas y respuestas posibles, el error no sólo es más probable, sino más letal.

Ocurre también en el mundo de la biología, por eso la reducción y desaparición de razas y especies es una metáfora de la extinción del pensamiento. De hecho, sólo un pensamiento ya muy pobre puede consentir, sin darle mayor importancia, esa extinción acelerada de la variedad biológica.

Es este un ejemplo de como el "confort" llevado al extremo, conduce a la ceguera, entre otras atrofias. Y también una demostración de cómo nuestra civilización, tan avanzada, ha acabado cometiendo errores pueriles: destruir lo esencial para fabricar lo superfluo.

La variedad, merced a una serie de mecanismos de relación e interdependencia, alcanza siempre un equilibrio "vivo" y dinámico.

La uniformidad, tanto en el ámbito de la vida como de las ideas, conduce más tarde o más temprano a la parálisis, la degeneración, y la muerte. Es un equilibrio, pero ya sin vida, como de cero absoluto y final de la historia.
El triunfo último y ya irreversible de la entropía.

Si en el pasado -pensemos en la vida, pero también en las culturas- había más variedad y riqueza de la que se prevé que haya en el futuro, habremos progresado mucho, pero no siempre en la buena dirección.

Por eso la globalización es un concepto ambiguo, cuyas consecuencias no están del todo claras, y sobre el que habría que pensárselo dos veces antes de hacer un encendido elogio.

Si a lo que conduce es a la uniformidad, de culturas, de filosofías, de visiones de la vida, de interpretaciones del “progreso”, de propuestas políticas y económicas, ese elogio, a mi juicio, no se lo merece.

En los últimas décadas, la variedad de propuestas y soluciones políticas (y económicas) en Europa, se han reducido de manera drástica, hasta casi conducir a un régimen de pensamiento y partido único.

¿Tiene esto algo que ver con nuestra actual situación de declive, de corrupción?



La mecánica naranja
AUGUSTO MANZANAL CIANCAGLINI (28 de marzo de 2017)
En los Países Bajos se desarrolló el sistema de verzuiling, un modo de segmentar la sociedad por religión o ideología política, en la que cada sector organizaba sus propias instituciones. Al mismo tiempo, fue en este país donde surgiría por primera vez el consociativismo, es decir, la búsqueda de consenso en esta fragmentación social. Además, en los años ochenta se inauguró también allí el poldermodel, con el cual, para resolver las tensiones entre las fuerzas socioeconómicas, se profundizó en la consecución de pactos.

En las recientes elecciones holandesas, aprovechando con astucia el regalo en forma de conflicto diplomático que le brindaron los turcos, los liberales de Mark Rutte se impusieron a Geert Wilders, el estrafalario azote de los inmigrantes que es hijo de indonesia y esposo de judía húngara.

De esta manera, mientras Rutte conserva el poder perdiendo escaños, los turco-holandeses entran en el parlamento y los verdes defensores de la inmigración crecen al igual que lo hacen los nacionalistas antinmigración.

Así, ante un panorama más fraccionado, el consociationalisme y la verzuiling siguen subrepticiamente vigentes, por lo tanto, el gobierno de Rutte deberá coordinar la renovación del sistema político holandés equilibrando con sagacidad cada tendencia. Para esto, sin imitar posturas populistas e incluyendo en el debate a los musulmanes, es indispensable que lleve claramente a su terreno el monopolio de la gestión de toda inquietud generada por el islam, desde mínimas incompatibilidades culturales hasta el fundamentalismo.

El futuro gobierno holandés, como muchos de sus pares europeos, tendrá que elaborar una coalición dispuesta a seguir moldeando un Estado abierto y moderno cimentado en el consenso. Entretanto, deberá mantenerse firme ante los discursos de odio de una y otra aldea cultural. Solo de esta forma se demostrará por fin que son los moderados los rivales naturales de los extremistas.

Hoy retumban más que nunca las palabras de Erasmo de Rotterdam; parte de los holandeses han optado por hacerle caso cuando dice: “De dos males, elige el menor”, pero la mayoría sigue admitiendo que “no va nada en que el hombre sea nacido donde quiera y de cualquiera, con tal de que sea bueno y virtuoso”, y por esta razón continúan exhortando así a su primer ministro: “Si no puedes hacer gala de un ánimo de príncipe, muestra al menos el de un comerciante”.

Augusto Manzanal Ciancaglini
Politólogo 



Creados para Dios
GRUPO AREÓPAGO (27 de marzo de 2017)

Cada 25 de Marzo, coincidiendo con la encarnación del Hijo de Dios en el seno de la Virgen María, la Iglesia española celebra la Jornada por la Vida. No se trata de una efeméride puramente eclesial; antes al contrario, tiene como principal finalidad transmitir a la sociedad, a todos los hombres y mujeres que forman parte de ella, la necesidad de cuidar la vida y la dignidad de cada ser humano.

Son muchas las paradojas a las que nos enfrentamos hoy en día. Nos solidarizamos con los síndrome de down al tiempo que nos mostramos indiferentes con la posibilidad de abortar a bebés con esta anomalía genética; valoramos la experiencia y la veteranía al tiempo que despreciamos a nuestros mayores, considerándolos ciudadanos de segunda; mostramos nuestra repulsa por las guerras, los ataques terroristas o la violencia contra colectivos minoritarios al tiempo que sembramos odio, con nuestros comportamientos y actitudes, contra quienes están a nuestro lado.

Estos son simplemente algunos ejemplos, con los que muchos podemos sentirnos identificados, que ponen de manifiesto una realidad: la vida sólo tiene pleno sentido si se contempla desde la Vida, con mayúsculas.
Efectivamente, es la luz de la fe la que permite detectar en nosotros estas incoherencias y nos marca el camino para luchar contra ellas y tratar de corregirlas; es la contemplación del misterio de la encarnación de Jesucristo lo que da verdadero valor a la vida de cada ser humano; es el reconocimiento de la existencia  de Dios, creador y dador de vida, la condición necesaria para comprender que no somos dueños de nuestra propia existencia –ni de la de nadie–.

Desde estas premisas se entiende mejor la afirmación de Jesús: “Yo he venido para que todos tengan vida, y la tengan en abundancia” (Jn 10, 10). Esto es lo que celebramos cada 25 de marzo y, en general, cada día: que nuestra vida, que cada vida, tiene pleno sentido porque responde a una finalidad que nos sobrepasa y porque ha sido pensada para una misión que estamos llamados a descubrir. Con independencia de las circunstancias, de las carencias, de los defectos que podamos experimentar personalmente, nuestra vida, siempre, tiene pleno sentido. No en vano, hemos sido creados por Dios y para Dios.



El terror como falso argumento para limitar derechos
EUGENIO LUJÁN PALMA (27 de marzo de 2017)

La finalidad última de un Estado debe ser la de garantizar los derechos de sus ciudadanos, velar porque cada uno de ellos puedan disfrutarlos todos, y vigilar que la correspondencia entre derechos y deberes se cumple para que ese Estado funcione. Entre esos derechos que debemos disfrutar como ciudadanos, están el de la libertad, el de la seguridad, el de la educación, el de la sanidad,… Es curioso cómo el decantarse por uno u otro de manera prioritaria, genera una concepción de la sociedad peculiar. En estos días, la titular del Ministerio de Defensa, sra. de Copedal, nos ha ofrecido su visión de la sociedad exaltando el derecho de la seguridad por encima de los demás, afirmando en un titular aireado en múltiples medios que “Si no tenemos garantizada la seguridad, da igual tener garantizada la sanidad pública o el subsidio por desempleo”.
 
Vivimos tiempos difíciles, complicados, donde unos pocos pretender extender el terror y el miedo sobre otros muchos, para imponer su ideología. Las fuerzas armadas de las principales capitales europeas están en estado de máxima alerta, en previsión de posibles atentados, como el que acabamos de vivir hace unos días en Londres. Se han desactivado células terroristas con un programa de muerte indiscriminada ya diseñado. Corren por redes sociales avisos anónimos donde se alerta de posibles atentados en los lugares más concurridos y de forma indiscriminada. El estado de alerta, miedo y desazón cunde entre los ciudadanos europeos.
 
Pero esta circunstancia de asesinatos masivos e indiscriminados, extremadamente dañinos tanto para nuestra vida diaria como para la convivencia en el plano internacional entre culturas, no debe hacernos perder la auténtica perspectiva de los derechos individuales que disfrutamos. Hay que buscar la máxima seguridad para todos los ciudadanos, pero sobreponer la seguridad a la libertad o la igualdad, es concebir una sociedad donde prima el control a la decisión libre y al trato igualitario.
 
Por eso, “lo diga Agamenón o su porquero”, hay que recalcar una y otra vez aquello que los liberales del XIX gritaban sin cesar allá donde corrían peligro la defensa de los derechos individuales: ante el menoscabo de cualquiera de ellos, debe prevalecer siempre el de la igualdad por encima de todos. Incluso por encima del de la libertad: porque si no somos iguales, jamás podremos ser libres; porque ser libres sin ser iguales, es menguar la libertad de cada uno.
 
De ahí que quiera recordarle a la muy excelentísima sra de Cospedal, en tanto que Ministra de Defensa, que no es el valor de la seguridad el que genera y ampara a los otros: sino el de la igualdad. Y que solamente desde su promoción podremos desarrollar el resto. Acabamos de cerrar probablemente el siglo más sangriento de la humanidad. Por Europa han vagado fantasmas de odio y de terror de un extremo a otro, tanto a nivel geográfico como ideológico, generando escenarios impensables de aniquilación de millones de individuos, y de la supresión de los más inviolables derechos. Pero si algo deberíamos haber aprendido era que la convivencia justa entre ciudadanos no viene de la mano de la seguridad, sino de la igualdad. Y no vamos a apelar a ejemplos que el avispado lector ya tiene en mente.
 
Evidentemente vivimos tiempos de miedo y de terror, de sangrientos y aleatorios asesinatos llevados a cabo por individuos sin respeto alguno a esos derechos que nosotros sí les reconocemos; pero eso no debe ser motivo para que el Estado pretenda rescindir ni limitar los nuestros. No está la seguridad por encima del resto de derechos, sra de Cospedal, sino la igualdad. Curiosamente ese derecho que ud y su Gobierno maltrató y vilipendió en Castilla La Mancha, logrando reducirlo y limitarlo a niveles desconocidos desde la llegada de la democracia en ámbitos como fueron la educación y la sanidad, sometiéndole en ese caso al valor de la economía (de los números y las cuentas).
 
Los políticos son hijos de su tiempo y de la sociedad a la que gobiernan, ya que por sus propios ciudadanos han sido elegidos. Pero, ni la legitimidad de las urnas ni las circunstancias por las que pasamos por muy tremendas que sean, pueden llevar al silencio de quienes nos consideramos liberales al estilo del XIX, exigiendo el respeto por todos los derechos individuales, y la implicación del Estado en el trabajo diario para que imperen en cada uno de todos los ciudadanos. No es admisible que los representantes públicos quieran aprovechar estas circunstancias de miedo y de terror colectivo, para limitar, rescindir o subordinar nuestros inalienables derechos.



Investigación peculiar
MARÍA JOSÉ VIZ BLANCO (24 de marzo de 2017)

Hace un tiempo supe, gracias a un estudio realizado por científicos británicos, que los gruñidos de los cerdos ofrecen información sobre su personalidad. Tengo que admitir que me resultó curioso. Dicho estudio me hizo recordar los premios Ig Nobel (también llamados anti-nobel) pues sirven para premiar investigaciones absurdas y ridículas. Como ejemplo: el estudio del sexo de las ratas con pantaloncito puesto. Muchos creemos que, quizás, estos estudios concienzudos y caros, deberían dirigirse más hacia la investigación del cáncer o las enfermedades raras, entre otros. Sea como fuere, yo me descubro ante el trabajo del científico, no solo por su desmedido esfuerzo para lograr resultados, sino porque, en ocasiones, debe enfrentarse a la crítica implacable de gran parte de la Humanidad, que no comprende sus objetivos, ni sus fines.



Castilla
MANUEL MUÑOZ DE LUNA SÁNCHEZ (23 de marzo de 2017)

Nuestra Castilla, la que forjó la creación de nuestra España, por unión con la Corona de Aragón, por avatares constitucionales, se encuentra actualmente fraccionada en varias parcelas. Parece como si a alguien le molestara de que toda ella fuera un solo territorio, así de esta forma representamos menos en un conjunto de pequeñas divisiones que forman el conjunto de España. Un caso flagrante y relativamente reciente fue el cambio de Castilla la Nueva por Castilla-La Mancha, que supuso el cambio de Madrid por Albacete. ¿Qué ocurriría si a "alguien" se le ocurriera cambiar en Cataluña a Barcelona por Huesca, por ejemplo?




Mande su carta al director
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Título (obligatorio)
Comentario (máx. 1500 caracteres)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
Términos y condiciones
CLÁUSULA
El Digital Castilla la Mancha en ningún caso guarda las direcciones que introduzca para su posterior uso. Los datos que ponga solo serán usados para enviar a la redacción del periódico los comentarios que adjunte.
  


Quiénes somos   /   Publicidad /   Contactar   /   Cartas al director   /   Suscripción al boletín   /   Ir a RSS RSS   /   Envíanos tu CV
Copyright © Digital Comunicación 2006, S.L.   ® El Digital Castilla la Mancha es una marca registrada.
Derechos reservados.   España.   E-mail: eldigital@eldigitalcastillalamancha.es
Oficina central:  C/ San Francisco, 21  -  45600 Talavera de la Reina  -  Toledo (España).  
Teléfono de contacto: Talavera 606713383 / Toledo 606018622
Política de información   /   Política de privacidad  /   Política de cookies  /   Aviso legal